.

Breaking News
recent

-

Ubuntu 14.04 LTS, sobresaliente para Canonical

por J.Pomeyrol



Ubuntu 14.04 LTS, sobresaliente para Canonical






Habrá quien diga "ya lo sabía", quien exclame "¡por fin!" y quien no dé crédito, pero sí, sí, sí y treinta y seis veces sí: Ubuntu 14.04 LTS no solo es la mejor versión de Ubuntu publicada hasta la fecha, también es uno de los mejores sabores de Linux que puedes probar en la actualidad.



¿Exagero? De verdad que no.






Para mí ha sido una grata alegría encontrarme con un Ubuntu que esté a la altura de las expectativas. Las primeras versiones con Unity fueron un horror y la última LTS tardó mucho tiempo en estabilizarse como es debido. No obstante, la distro seguía siendo un quiero y no puedo, especialmente por lo todavía rudo de Unity. Lo volví a intentar con Ubuntu 12.10 y me quedé entre el gusto y el disgusto… hasta que Ubuntu 13.03 me dio la sorpresa: rendimiento y estabilidad se pulían y Unity ganaba la soltura y opciones necesarias como para disfrutar de la experiencia.






El escaso tiempo de soporte de Ubuntu 13.04 y Ubuntu 13.10, otra gran versión, era lo que le quitaba interés a estos lanzamientos, por lo que solo quedaba esperar por la próxima LTS, a ver si mantenía el nivel. Lo ha hecho, mejorando por el camino de manera excepcional.






No lo digo por decir, claro. Llevo usando Ubuntu 14.04 como sistema principal desde el lanzamiento de la beta, a finales de marzo, aunque como soy un poco maniático para estas cosas, volví a instalar cuando salió la versión final. Es curioso, porque al poco de instalar la beta me quejaba en Twitter de lo inestable que se mostraba -en "respuesta" a unas declaraciones de Mark SHuttleworth, que decía desde la alfa que el sistema estaba para usar-. Fue cuestión de un par de semanas en las que las actualizaciones caían cual torrente día sí, día también, y llegó la calma tras la tormenta.






Aún aparece de vez en cuando la dichosa ventanita de error, pero como no pasa de eso, como el error no me afecta -que si "ha fallado tal cosa" que no se nota, o la más increíble "apport ha fallado"…-, no le doy mayor importancia.






Así, Ubuntu 14.04 ha conservado si no mejorado el rendimiento y estabilidad alcanzados por sus versiones inmediatamente anteriores, Unity ha mejorado hasta convertirse en un entorno realmente agradable y productivo y para colmo lo ha hecho en una versión LTS. Por mi parte, chapó.






Casi todas las novedades de Ubuntu 14.04 son de interés, aunque si tuviera que destacar una, los menús integrados en la barra de las ventanas se lleva la palma. No he visto todavía un comentario negativo sobre esta función, que además corrige -no por defecto- ese comportamiento estúpido del menú global cuando tienes más de una ventana en pantalla, por el que debes fijar primero el foco y luego llegar a la barra superior para acceder a las opciones.






review






Y un detalle que no me quiero olvidar de mencionar: mostrar una ventana emergente con los atajos de teclado de Unity en el primer inicio de sesión es acertado.






No todo es genial, por supuesto. Hay fallos a pulir aquí y allá, pero son los menos, o no son tan importantes como para empañar el conjunto. Hay uno tremendo, de hecho: las nuevas webapps de Unity, que dejan de presentarse como tristes accesos directos en Firefox para ser utilizados mediante el navegador propio de Unity 8. Cómo decirlo…






Las nuevas webapps de Unity son una auténtica chapuza. Dos ejemplos: existe la integración con Grooveshark, el servicio de música por streaming, pero la webapp no soporta Flash Player. ¿Qué es lo que tampoco soportan las webapps? El portapapeles.





Por lo tanto, cuando me quiero identificar con mi cuenta de Google en Gmail o Google Calendar -esa es otra, hay que identificarse por cada una-, me toca teclear "a oscuras" los 40 caracteres de mi contraseña… Ni loco, vamos. Vale mil veces la pena usar las webapps de Chrome, sobre todo a partir de Chrome 35.






mejor






El anterior es, bajo mi punto de vista, el agujero negro de Ubuntu 14.04. Por fortuna las webapps no parecen ser aún tan relevantes para la mayoría de los usuarios y Chrome salva la papeleta.






Otro aspecto a mejorar -y nunca mejor dicho- es el cacareado soporte HiDPI para pantallas de alta resolución, que no es más que un burdo reescalado que ni siquiera barca todos los elementos en pantalla. Pero tampoco es algo que afecte a la mayoría de usuarios.., por ahora.






Concluyendo, tras casi dos meses de uso intensivo de Ubuntu 14.04, esto es lo que puedo contaros. Si alguien esperaba un análisis a la vieja usanza, que no siga esperando, porque no lo va a haber. En su día comentamos las novedades de Trusty Tahr, un poco más tarde cómo acondicionar la distro recién instalada y solo faltaban las conclusiones, que os dejo aquí como artículo de opinión, repito, después de machacar el producto ni dos, ni tres días, sino unos cuantos más.






Ahora, lo que sí hay que analizar es cómo se comporta esta versión en un "ambiente controlado", y ese ambiente, ya lo sabéis, es el Graphite 30 de Mountain. Entonces entraremos más en profundidad en aspectos más concretos.








Por el momento solo puedo agregar que "la cabra" no llega a la matrícula de honor, pero el sobresaliente lo alcanza por pleno derecho. Ya era hora.












 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-

Con la tecnología de Blogger.